¿Se dedica usted al doblado manual?

Descubriendo los usos de una dobladora manual dedicada a tubos en el siglo 21

May 13, 2011

Los fabricantes de metal pueden pensar que las dobladoras de tubo CNC pueden hacerlo todo, pero en algunos casos, no pueden. Cuando eso ocurre, las dobladoras manuales de tubo vienen al rescate.

 Manual de doblado de tubos

En la era de los procesos automatizados de doblado de tubo, sigue habiendo una demanda floreciente de dobladoras manuales dedicadas a tubos (DMTB, por sus siglas en inglés), las cuales han dado servicio a la industria de los tubos durante la mayor parte del siglo 20. Sin embargo, estas máquinas ahora pueden ser pasadas por alto por una generación que creció con la noción de que la maquinaria computarizada es superior.

Muchos en la industria probablemente estén familiarizados con las dobladoras de potencia dedicadas, las cuales automatizan el proceso de doblado usando controles lógicos programables, pero las dobladoras manuales tienen varias ventajas que las dobladoras de potencia no tienen.

Características de las DMTB

La palabra dedicado significa que la unidad está destinada a una geometría específica de tubo y no puede ser reposicionada para otra forma de tubo. Una dobladora dedicada puede energizarse de forma neumática, hidráulica, eléctrica o manual.

Las dobladoras manuales dedicadas usan doblado de compresión mediante la aplicación de un dado de barrido que barre el radio de un dado de doblez, formando el tubo a un grado de doblez especificado. El tamaño de los tubos usualmente está limitado a no más de un diámetro exterior de ¾ de pulgada (19 milímetros) (vea la Figura 1). La complejidad de la dobladora y el número de dobleces permitidos están limitados sólo por las especificaciones del usuario y la destreza del fabricante de la dobladora. Las dobladoras manuales que pueden hacer 50 o más dobleces se han usado exitosamente en la industria.

Las DMTB tienen tiempos rápidos de ciclo y de configuración, y, dependiendo de la complejidad del tubo y de la competencia del operador, con frecuencia son más rápidas que las dobladoras CNC. La configuración usualmente consiste en colocar la dobladora y verificar la primera parte. Una vez que el operador se familiariza con una dobladora específica, son posibles tiempos de ciclo rápidos. Un tiempo de ciclo conservador en un aditamento de doblez 10 estándar es de 60 partes por hora. La precisión de la forma del tubo y la repetibilidad dependen de la destreza del constructor de la herramienta y de la operación correcta de la dobladora. Las dobladoras manuales con frecuencia se hacen a tolerancia cero, asegurando partes consistentes en la producción.

¿Por qué irse por lo manual?

Hay muchas situaciones que garantizan el uso de una DMTB. Por ejemplo, cuando una dobladora CNC no puede hacer todos los dobleces en un tubo, las dobladoras manuales pueden hacer los dobleces restantes. Las dobladoras que se usan para este propósito se conocen como dobladoras de acabado.

Las DMTB también son útiles cuando un taller necesita adquirir capacidades de producción mientras espera una dobladora de potencia dedicada.

Adquirir una DMTB le permite al taller hacer una corrida de producción limitada antes de que sea entregada la dobladora de potencia. Otro ejemplo es cuando la dobladora CNC de una compañía se satura por temporadas. Una DMTB pue-de liberar valioso tiempo de la CNC y posiblemente evitar la necesidad de horas extra o la compra de equipo adicional automatizado.

Además las DMTB pueden reemplazar a una dobladora de potencia cuando un tubo se transfiere de producción a partes de servicio. Algunas compañías de tubos tienen compromisos con clien-tes que requieren la producción de un número pequeño de partes de servicio después de que la corrida de producción ha sido descontinuada. En lugar de mantener una dobladora de potencia dedicada o usar tiempo de la dobladora CNC, algunas compañías compran dobladoras manuales dedicadas para hacer este tipo de trabajo.

Capacitación, mantenimiento y almacenamiento

Los operadores de dobladoras manuales pueden capacitarse en un tiempo relativamente corto. Establecer la carga de tubo y la orden de activación del doblez correcta es la única preocupación real. La inspección del tubo es la única destreza restante involucrada. Las DMTB pueden permitir que un taller doble tubos con una capacitación e inversión mínimas. Muchas compañías no se especializan en formado de tubos, pero pueden tener algunos ensambles de tubería incorporados en sus productos. Una dobladora manual de tubos permite que estos tubos sean doblados en la compañía sin necesidad de una gran inversión de capital.

Manual de doblado de tubos

Figura 2: Una DMTB puede hacer hasta 50 dobleces en una pieza de trabajo.

Dar mantenimiento a una DMTB requiere la lubricación de todas las partes móviles, limpieza regular y ajustes ocasionales. Estas unidades son ajustables en cuanto a la variación que pueda encontrarse en lotes de materiales, como aceros inoxidables. Los ajustes pueden hacerse con tornillos prisioneros o mediante el ajuste de diversos componentes.

Almacenar las DMTB puede volverse un problema cuando se están usando muchas. Las unidades pequeñas pueden almacenarse en estantes y operarse sobre mesas, mientras que las unidades grandes se construyen en bases a la medida que pueden reubicarse con montacargas.

Las desventajas

Hay varias desventajas asociadas con las DMTB. No existe una manera fácil de hacer cambios a la geometría del tubo una vez que la unidad dobladora está construida. Cuando es necesaria una revisión significativa, a veces es más económico construir una nueva máquina en lugar de modificar la existente.

La ergonomía también puede vol-verse un problema, pues algunas compañías pueden tener políticas que limitan el uso de dobladoras manuales de tubo. A diferencia de muchas tareas de producción (por ejemplo, presionar repetidamente botones de palma), operar una DMTB puede sentirse más como un ejercicio porque ésta requiere diversos mo-vimientos del brazo.

El error del operador también es una posibilidad, algo que no pasa con el equipo automatizado. Producir dobleces de calidad depende de que el operador active correctamente todas las palancas a su posición máxima (vea la Figura 2). Toda desviación producirá un tubo de desecho. Las dobladoras automatizadas siguen un programa de computadora que nunca varía.

Así que queda la pregunta de si quedarse con lo automatizado o irse por lo manual. Sin importar cuál sea su decisión, las DMTB, habiendo demostrado por muchas décadas la confiabilidad y simplicidad de una herramienta totalmente mecánica, ofrecen otra alternativa al determinar procesos de doblado de tubos. Al considerar el costo, la facilidad de operación y la confiabilidad de estas dobladoras, se pueden seguir encontrando aplicaciones prácticas y rentables en pleno siglo 21.

Manual de doblado de tubos

Figura 2: A diferencia de los dobleces hechos en una máquina dobladora CNC, un doblez exitoso hecho en una DMTB depende únicamente del operador y de su familiaridad con la máquina de doblado.



Related Companies

More in Bending from TheFabricator.com

comments powered by Disqus